Rinde 108 tazas de café... ¡¡Chúpate esa Kirma!!

lunes, 6 de julio de 2009

Acción – Reacción

 

Alguna vez comenté que legislar no es tan fácil como parece. El ejemplo mas claro es la pena de muerte para los violadores. Si pones una pena muy alta, tomar medidas no legales para evitarla es la consecuencia más lógica, ya que no puedes empeorar tu situación. Entonces, si matas a tu victima, reduces la posibilidad de ser capturado, sin empeorar tu situación, ya que, no pueden darte una pena mas grave que pena de muerte, ¿cierto? Una medida para endurecer una conducta no deseada solo termina por empeorar la situación.

La misma situación al parecer esta por darse con el tema del nuevo Reglamento de Tránsito. Si uno lo revisa verá que no lo único que se ha hecho es endurecer las penas, ya que la mayoría de infracciones ya eran conocidas, y en todo caso, en aquellos casos donde habían ambigüedades, estas no se han resuelto.

Pero respecto al tema de las multas, voy a ponerles un ejemplo claro. Conozco a personas que nunca han coimeado a un policía. Cuando el policía les dice que han cometido la infracción, le dicen (para sorpresa de éste) que Ok, que le pongan la multa, no dan el menor indicio de querer coimear.

Pero también se que muchos de estos no están en capacidad de pagar los nuevos montos de las multas que bordean un promedio de 250 soles. Entonces, lo mas posibles es que algunas de estas personas terminen cediendo y coimeando ante la imposibilidad de pagar la multa.

Pero ya se sabia que el problema no es el monto de la multa, sino que éstas casi nunca se ponen, ya que la mayoría se quedan el filtro del policía coimero, y muchas de las que se ponen, nunca se pagan. Entonces, en vez de mejorar la situación se va a empeorar, ya que si el problema estaba en la Policía, no en el Reglamento, el nuevo Reglamento es como echar gasolina sobre el incendio.

Mas aun, el temor al monto de las multas trae además como consecuencia que el precio de las coimas también sube. Entonces, si había policías que no se atrevían a coimear por no vender su conciencia por 5 soles, quizá si lo hagan por 10 soles. Mas aun cuando vean a sus compañeros salir bien fondeados los fines de semana de una buena sesión de coimas, mientras ellos se mantienen únicamente con su limitado sueldo.

En resumen, el nuevo Reglamento de Tránsito promete más coimeros, mas coimeados y ninguna mejora en el salvaje tránsito, el que tanto peatones como conductores manejan como si estuvieran en su chacra.

Yo, con 4 meses de tener mi brevete estrenado, lucho contra la corriente, por seguir recordando que para cambiar de carril hay que poner luces direccionales, también para girar a la izquierda o a la derecha, y que estas se ponen unos 50 metros antes, no 50 milésimas antes, todo esto claro, siempre en el carril mas cercano a donde vas a voltear, pero esto no tengo que decírselo, porque ustedes ya lo hacen, ¿cierto?

1 comentario:

Cristania Andoandorello dijo...

oye sludge ¿y como hiciste para pasar ese examen tan bravo? aconsejame :)

por lo demas, completamente de acuerdo, es curioso que en el acapite de "analisis economico" que se hace de cada norma NUNCA SE INCLUYA EL SENTIDO COMUN